¿Por qué entrar en un nuevo mercado?

Razones por las que entrar en un nuevo mercado

Razones por las que entrar en un nuevo mercado

La razón principal por la que las empresas entran en un nuevo mercado es que quieren aumentar sus ingresos y su rentabilidad.

La entrada al mercado funciona mejor cuando el producto o servicio está funcionando bien y se pueden identificar nuevos mercados con necesidades similares.

Desafíos a la hora de entrar en un nuevo mercado

Muchos de los retos de entrada en el mercado dependen del modo de entrada en el mercado elegido. También hay numerosos desafíos que son universales. Dependiendo del país donde se quiera entrar es preciso tener en cuenta distintos factores como: 

Factores culturales

Las normas sociales, la historia, el idioma y las creencias religiosas afectan al comportamiento y los hábitos de las personas. Por ejemplo, en China hay una mayor tendencia a hacer negocios fuera del entorno laboral (durante la cena, jugando al golf) que en Occidente. Un empresario occidental podría fácilmente ofender o perder un trato si rechaza una solicitud de socialización, cuando su intención es evitar imponerle a alguien su tiempo personal.

Factores políticos y de índole administrativa

Las asociaciones históricas o políticas entre el país de origen y el país de destino tienen una gran influencia en la facilidad para entrar en un nuevo mercado. Cuando los dos países tienen (por ejemplo) la misma moneda, leyes similares, interpretaciones similares de la ley y vínculos históricos, las posibilidades de éxito en el mercado objetivo son mucho mayores. Por ejemplo, las empresas de los EE.UU. y de la Commonwealth británica tienen un sólido historial de inversión en los países de la otra parte.

Factores geográficos

Cuando el país de destino está geográficamente cerca del país de origen, tiene fuertes conexiones de transporte e infraestructura, es más fácil hacer negocios allí. Por esta y otras razones, las empresas canadienses tienen más probabilidades de hacer negocios en los Estados Unidos que en cualquier otro lugar. Del mismo modo Francia es uno de los principales socios comerciales de España.

Factores económicos

La distancia económica incluye las disparidades de riqueza entre el país de origen y el país de destino, y la disponibilidad de recursos financieros y humanos. Las empresas occidentales a menudo tienen dificultades para vender sus productos al mismo precio o en las mismas cantidades en los países en desarrollo, ya que la población de esos países no puede permitírselos.
 

En definitiva, antes de iniciar un plan de expansión internacional, es preciso elaborar una estrategia comercial y operativa que prepare a la empresa para alcanzar con éxito los nuevo retos.