Home Phone

Minimiza fracasos aplicando un test de concepto

Cuando es preciso saber si un nuevo producto o servicio tiene aceptación en el mercado, recurrimos a la prueba de concepto.

Las pruebas de concepto se definen como un método de investigación que consiste en hacer preguntas a los clientes sobre sus conceptos e ideas sobre un producto o servicio antes de lanzarlo al mercado. De este modo, puede calibrar la aceptación de sus clientes y su disposición a comprar y, por tanto, tomar decisiones críticas antes del lanzamiento.

Imagen del proceso de un test de concepto

La prueba de concepto es una técnica útil para conocer la opinión de nuestros consumidores y clientes potenciales sobre productos y/o servicios. En algunas ocasiones requiere una investigación presencial mientras que en otras es aconsejable que se online, por ejemplo, cuando el usuario potencial prefiere el anonimato o “no interacción” presencial con el entrevistador. 

Diseño de un test de concepto

El diseño de un test de concepto es un proceso retro alimentado. El mercado, es decir, nuestros clientes, y la comparación con la competencia, ayuda a mejorar el producto o servicio. En cada iteración del proceso, la aceptación por parte de los clientes potenciales es cada vez mejor, hasta que finalmente alcanzamos un producto/servicio viable. El producto o servicio mejora con el feedback que obtenemos del mercado. 

La forma en que interactuamos con el cliente potencial puede variar, y la metodología utilizada depende de varios factores que influyen en la forma que se desarrollan los tests de concepto. 

Los siguientes escenarios son habituales en las pruebas de concepto:

  • Selección entre distintas alternativas de nuevos productos/servicios
  • Opinión de usuarios sobre distintos atributos de nuevos productos/servicios
  • Análisis del comportamiento de los consumidores ante los nuevos productos/servicios

¿Qué metodología es la más apropiada para llevar a cabo un test de concepto?

Depende de varios factores:

  • A quien va destinado el producto/servicio
  • Tipología del producto o servicio
  • Conocimiento previo de los usuarios finales acerca del producto/servicio

Los tests de concepto también son útiles, a lo largo del ciclo de vida de cualquier producto o servicio, para mejorar, comparar con la competencia y en general como parte de un proceso de mejora continua. En definitiva, proporcionan una visión objetiva y no distorsionada de los productos y servicios ofrecidos por una organización.

En ocasiones, las encuestas son herramientas especialmente útiles en la metodología aplicada a los test de concepto. Podemos colaborar contigo en el diseño, ejecución, análisis y presentación de los resultados de un test de concepto aplicado a tus productos o servicios.

pexels photo 3183153

ENCUESTAS

Contacta con nosotros y estudiamos tu caso.

    Nuestro teléfono es +34.911.38.48.04 y el correo de contacto info@enet.consulting

    Si prefieres, puedes enviarnos un mensaje a través de este formulario de contacto y en breve nos pondremos en contacto contigo.

    1. Nombre
    2. Email
    3. Mensaje

    * campo obligatorio

    Call Now Button